Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

Palazzo Dama: Roma

El Palazzo Dama: Roma es en realidad una villa romana que en la actualidad ha sido transformada (“quizá en exceso”, comenta Danvers) en hotel de Lujo. El nombre “Dama” hace homenaje a las mujeres que en el siglo XVIII amenizaron sus salones y en especial a Anna Malaspina Della Bastia nacida en Siena el 27 de noviembre de 1827, dama de honor de una hija mayor de Luis XV de Francia y, al parecer, rival de Madame de Pompadour, amante del rey. Está situado a dos pasos de la  Piazza del Popolo, en el lado derecho del Tiber y muy cercano a la Villa Borghese.  Cómodo y elegante, cuenta con unas treinta habitaciones y todas las comodidades de un boutique hotel: concepto hostelero acuñado en los años 80 que se caracteriza, básicamente, por ofrecer una estancia más individualizada, con grupos más reducidos y una situación, servicio y estilo muy personal.

El interior… me comenta Constance que, efectivamente, es rico y refinado pero demasiado lineal; no hay lugar para la sorpresa. Blanco, negro, beige, materiales como mármol, cristal, sofás tapizados en capitoné, espléndidas luminarias, algunos accesorios de decoración años cincuenta que, en algún comento, conviven con piezas de arte del siglo XVIII,  cabezales acolchados y madera lacada (excesivamente lacada: recuerda un poco a esa decoración en serie de miles de tiendas de lujo, en las que todo es nuevo, perfecto e impecable).

L’Autre Dame es el restaurante del hotel  y comenta Danvers que no entiende, a la vista de los comentarios y artículos que se han publicado al respecto sobre este hotel, por qué describen su decoración como “más contemporánea” y “más cercana al siglo XVIII” que la del resto del hotel. Si observamos la segunda fotografía de la galería la impresión o, al menos, la primera impresión no difiere del resto del hotel. El bar, sin embargo ( ver escalinata y salones fotografías 7 y 8) tiene un toque mucho más decadente.

En conjunto es formidable.

Feliz 12 de octubre.

 

 

loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-15loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-13loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-14loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-10loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-09loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-12loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-11loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-08loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-07loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-06loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-05loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-04
loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-03loffit-palazzo-dama-o-la-roma-aristocratica-02-1

palazzo_dama-exterior-0103

Fotos www.palazzodama.com

Este artículo tiene 4 comentarios

  1. Lorena

    Qué decoración tan… ecléctica. Un poco sobre cargada en algunas estancias. En ocasiones en lugar de un hotel parece un museo. Un sitio curioso, la verdad. Feliz día 🙂

  2. AllThatIsChic

    Yo lo veo excesivamente perfecto. Gracias por comentar Lorena

  3. A gusto en casa

    Hola Laura: Me parece impresionante, pero quizá no como sinónimo de magnífico. Estoy contigo en que es ‘demasiado todo’: demasiado grande, demasiado lineal, demasiado perfecto, demasiado en serie, poco humano diría yo jejeje… La escalinata me parece muy sofisticada (por las lámparas y las paredes negras) y yo creo que me daría un poco miedo subir por ahí jajaja. Parece que uno de los cuadros vaya a cobrar vida… ¿me estaré sugestionando por la cercanía de Halloween? Un beso! Isa

    • AllThatIsChic

      Son reformas exageradas, excesivas. Es por eso que, a veces, me gusta ver una pared original, o una tapicería desgastada.
      Me imagino que el hecho de que esté destinado a hotel obliga bastante a los decoradores a hacer este tipo de acabados
      tan perfectos. Es como si se llevaran la esencia y el misterio de esa casa. Mira, igual me pasó cuando pintaron la fachada
      de nuestra casa (que buena falta le hacía, porque no se había tocado desde 1883), pues oye: la fachada quedó impecable, pero
      sentí que se habían llevado algo. Un beso, Isa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies