Decoración / Vida y estilo
Decoración

La leyenda de Blue Willow

«Cuenta la leyenda de Blue Willow que hace muchos, muchísimos años vivía en China un rico mandarín en un magnífico pabellón rodeado de árboles frutales junto a su hija Koong-Shee y su joven secretario llamado Chang. Koong-Shee y Chang se enamoraron.

Los jóvenes se encontraban siempre debajo de un sauce azul que está en el centro del plato.

Chang era pobre y cuando el padre de Koong-Shee se enteró de su noviazgo, desterró a Chang y encerró a la pobre Koong-Shee dentro del pabellón que estaba rodeado con una valla en zigzag (que podemos contemplar al pie del plato).

Al mandarín no le bastó sólo con encerrar a Koong-Shee, además prometió la mano de su hija a Ta-Jin, un hombre rico, malvado y mucho mayor que ella.

 

El día de la boda, tras el banquete, cuando todos los invitados se encontraban bajo los efectos del alcohol, Chang se coló en el pabellón y Koong-Shee cogió todas sus joyas, las introdujo en un cofre y ambos huyeron a hurtadillas. Sin embargo; justo cuando llegaron a la puerta principal, el padre de Koong-Shee se despertó y en un arrebato de ira los persiguió a través del pequeño puente que cruza el río (que podemos contemplar también en el pie del plató en el lado izquierdo). Si nos fijamos atentamente podemos contemplar a tres personajes en el puente: Koong-Shee que lleva una rueca, detrás de ella está Chang que lleva el cofre con las joyas y el último es el mandarín blandiendo un látigo.

Los amantes logran escapar escondiéndose en el pequeño pabellón que está al otro lado del puente. (Podemos contemplar una pequeña pagoda).

En esta casa vivía la doncella de Koong-Shee y su esposo, el jardinero del mandarín, al que odiaban por tirano. El matrimonio recibió a los amantes y los protegió en su hogar. Desgraciadamente, el padre de Koong-Shee los descubrió y los jóvenes se vieron obligados a emprender nuevamente la huida. Condujeron un pequeño bote que (podemos observar en lado izquierdo del plato) por el río Yangtsé hasta que llegaron a una isla (que también veremos dibujada sobre el bote de los amantes) y al llegar, vendieron las joyas del cofre y compraron la isla en la que construyeron una hermosa casa. Chang se dedicó a labrar la tierra hasta que florecieron todo tipo de frutas y verduras y tanto éxito logró en ese cometido que se dedicó a escribir un libro sobre cómo cultivar la tierra. El libro se hizo tan popular en toda China que incluso llegó a las manos del malvado Ta-Jin (el marido malvado al que estaba prometida Koong-Shee). Adivinando quién era el posible autor, envió a uno de sus soldados a la isla con el fin de vengarse del hombre que le había robado a su esposa.

El soldado sicario de Ta-Jin se encontró a Chang labrando la tierra y lo mató. Kong-Shee vio la escena desde lejos, corrió al pabellón junto a su marido y le prendió fuego. Decidió estar junto a Chang en la muerte como lo había estado en vida.

Los dioses, desesperados por la tragedia, se apiadaron de los amantes y los transformaron en el par de tortolitos que podemos contemplar en la parte superior del plato. Hasta hoy, podemos contemplar a Chang y a Koong-Shee, volando felizmente sobre el sauce azul, porque su historia vive para siempre en nosotros en el plato Blue Willow.

Hoy os he puesto la mesa con él», dice Constance, a punto de hacernos llorar a todos.

La historia no puede ser más triste, toda una tragedia. Sin embargo; hay muchas leyendas atribuidas al sauce azul, aunque una de las más populares es la que Constance nos acaba de contar.

El patrón de los platos Blue Willow  es un invento inglés de comienzos de 1800. Muchas piezas fabricadas en Japón y en Estados Unidos son de la última parte del siglo IX y principios del siglo XX.

Se desconoce la fecha exacta del momento en el que se inventó el patrón del sauce azul (blue willow). Al parecer, durante la década de 1780, Thomas Lucas y Thomas Minton reproducían escenas de paisajes chinescos basadas en originales chinos de cerámica para la manufactura Salopian China Caughley (cerca de Broseley, Shropshire), y posteriormente bajo la dirección de Thomas Turner empezaron incluir en los motivos escenas con sauces llorones, barcos, pagodas y aves. Sin embargo, la manufactura Caughley no llegó a producir el patrón blue willow tal y como lo podemos ver en estas fotografías, es decir en su forma completa.

Thomas Lucas dejó la manufactura Caughley en 1783 para trabajar para Josiah Spode quien produjo muchas piezas de inspiración china durante las décadas de 1780 y 1790. Thomas Minton dejó Caughley en 1785 y se estableció por su cuenta en 1793. Probablemente el patrón Blue Willow, fue fabricado por ellos para Spode alrededor de 1790.

Y os dejamos con mesa con la vajilla del patrón blue willow. En este caso es de la firma Churchill y Constance la adquirió en Société de la Table.  Es una vajilla muy versátil además de romántica y evocadora, no es cara y podemos darle un uso formal o utilizarla a diario . Todo un clásico, muy difícil de encontrar en ciudades como Palma. Y no, no cansa, el patrón en azul y blanco nunca cansa.

Para adornar la mesa eligió francesillas y me dice que os diga que le da mucha rabia que ahora se empeñen en llamar a estas flores por el nombre científico “ranúnculos” (ranunculus asiaticus) cuando toda la vida habían sido francesillas.

Nos despedimos con la galería de fotos y os deseamos una muy feliz semana.

Nos vemos en la próxima entrada.

Si os ha gustado este artículo, os damos las gracias por compartir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todas las fotografías
Laura Ferragut para
All that is chic

Este artículo tiene 3 comentarios

  1. Lichy Martinon

    Totalmente d acuerdo! Francesillas”al Poder!!
    Esta Vajilla tb se ha llamado
    “ Puente y Paloma” x su leyenda. Es preciosa y d siempre!!!
    Gracias x fantásticos Posts!!!!

  2. tu estilo - rincón de moda

    Mama mía, que mesa más bonita, la elegancia y la perfección hasta el último detalle.
    Deseando ver a tu próximo post!! Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies