Decoración / Vida y estilo
Lugares con encanto

Four Seasons: Florencia

Dice Constance que si el autor del  Rojo y Negro se despertara en el hotel Four Seasons: Florencia,  posiblemente, experimentaría un segundo “stendhalazo”. Danvers, por su parte, manifiesta que ya está harto de fotos, que lo que quiere él es ir a este hotel.  “No le queda nada” piensa ella, riendo para sí misma. Es más, lo último que a ésta última se le puede ocurrir es comprobar el precio de una noche en una habitación del Four Seasons. Le basta con ver las fotos . . . a fin de cuentas : “soñar cuesta menos que una entrada en un cine”.

Situado en el corazón de Florencia, lo componen dos edificios históricos: uno del siglo XV; el Palazzo de della Gherardesca y otro del siglo XVI denominado el “Conventino” por haber sido convento en otros tiempos. Entre ambos edificios podemos pasear por el Giardino della Gherardesca, considerado por los florentinos uno de los más bellos espacios verdes de la ciudad.

No es difícil imaginar que todas las habitaciones contienen obras de arte. La restauración de este hotel se llevó a cabo con la supervisión  del Ministerio de Bellas Artes y Cultura, la Superintendencia para el Patrimonio Histórico Artístico y el Departamento de Bellas Artes de las administraciones italiana y florentina.

En 1555 Alejandro de Medicci encargó a Jean Van de Straet, un artista de estilo manierista, los frescos Natividad y Oración que se pueden ver en la capilla de lo que fue el palacio, en la actualidad, transformada en biblioteca y salón de lectura. Baldassare Franceschini, en el siglo XVII, realizó trabajos para el palacio y en el siglo XVIII la familia Della Gherardesca encargó abundantes obras a Vincenzo Meucci o Giovanni Domenico Ferreti. En el siglo XIX el gusto se inclina más hacia el orientalismo: sólo hay que ver la recuperación de los empapelados con motivos chinescos (una de las pasiones de Constance) en la restauración de la “Chinesse Room”.

Las habitaciones diseñadas por Pierre-Ives Rochon se ajustan al estilo imperio; se han vestido con brocados y se han decorado con molduras de bronce y lámparas de cristal veneciano.

En el atrio porticado los frescos, bajorrelieves y paneles esgrafiados que decoran las paredes exteriores, son originales del siglo XV.

“Tú dichosa grité, por las felices/ Auras preñadas de vida, y por los torrentes/ Que desde sus collados a ti vierte el Apenino/ Dichosa de tu aire viste la Luna/ De luz límpida tus colinas/ Por vendimia jubilosas; y los valles/ Poblados de casas y olivares/ Mil flores al cielo mandan inciensos:/ Y tú primera, Florencia, oirás el poema”

Stendhal

El síndrome del viajero.

1413966908099_wps_6_bild_027

 

a3447a6be0fa1765fe22b7feedb6e125

 

best-hotels-in-florence-to-suit-the-kids-1047e399b4b64a15a79df77ec84e98f8

 

cq5dam-web-637-358

 

firenze_four_seasons_hotel_lua_de_mel_italia-9

 

ff50927d4507f9bc376709b4281638a3

 

four_seasons_hotel_firenze_07

 

cn_image_0-size_-four-seasons-hotel-firenze-florence-florence-italy-106422-1-1

 

h-florence-courtesy-four-seasons-07-620x413

 

img20130327100243806_900_700

 

four_seasons_hotel_firenze26

 

1838796_111_z

 

marble-bathroom-four-seasons-hotel-florence-2400x13501

 

Travelmodus-Four-seasons-Firenze-4

 

Fotos: @Llatipi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies