Decoración / Vida y estilo
Decoración

Dos magníficas casas de campo: Carskiey Estate & West Country

En la edición de enero de House and Garden Constance ha seleccionado estos dos reportajes dedicados a  dos magníficas casas de campo inglesas y a sus respectivas reformas. La primera; se llama Carskiey Estate y está situada en Mull of Kintyre, en el sudoeste de Escocia.  Si por algo es conocida esta localidad, es por la canción homónima que en 1977 escribiera Paul McCartney, canción que posteriormente interpretaría  junto a su banda Wings. La canción fue escrita en este lugar porque  Paul McCartney, al mismo tiempo compró y habitó una granja denominada High Park.  La segunda casa del reportaje está situada en West Country.

1.-Carskiey Estate

Tom Helme y su socio Martin Ephson (actuales propietarios de Carskiey State) se hicieron cargo en 1992, de la compañía de pinturas Farrow & Ball. Tom había trabajado como asesor en decoración del National Trust cuando le sugirió a Martin un amigo de la  escuela, que se hicieran cargo del negocio juntos y produjeran pinturas históricas.

En 2007, la compañía fue vendida y la pareja se tomó un merecido descanso, durante el cual Tom pasó dos años en una escuela de dibujo. Sin embargo, ambos sentían que no tenían la edad suficiente para jubilarse y su entusiasmo empresarial les llevó a fundar la empresa textil Fermoie en 2011, produciendo telas pintadas a mano e impresas. En la actualidad esta empresa produce  260 modelos que únicamente se venden a  Estados Unidos y Reino Unido.  Aun así, Tom, decidió, en el mismo año, asumir otro reto: la compra y renovación de Carskiey Estate. Esta casa cuenta con  7.500 hectáreas de pastos, colinas y playas de arena, además de espectaculares vistas a las islas de Sanda y Rathlin y está situada al final de  Mull of Kintyre.

Tom vio por primera vez Carskiey tan solo diez días antes de que saliera a subasta. Basándose en su propia intuición, se lanzó a pujar por la casa, arriesgándose, porque contaba con muy poca información sobre el estado de la misma.  Viajó dos veces a Escocia en el mes de noviembre (posiblemente esa estación del año no sea la más atractiva para visitar una casa en Escocia) y, sin embargo, comprobó que, efectivamente, tal y como él había supuesto desde el principio: la granja tenía muchas posibilidades. Construida a principios del siglo XX por James Boyd y su esposa Kate, —heredera de una familia de industriales textiles—,  la granja se utilizaba como vivienda vacacional para descansar del ajetreo de la ciudad de Paisley, donde la familia pasaba la mayor parte del año.

Dos puertas de entrada impresionantes conducen a una sala de armas con dos recibidores a ambos lados y, más adelante, se puede contemplar una enorme sala de recepción con una escalera que conduce a la biblioteca y nueve habitaciones: todas con vistas al mar. La granja dispone además de  otras cuatro habitaciones para el personal en la zona de la cocina.  Todas las ventanas son de teca. Los suelos de roble y piedra son los originales. La casa, antes de la reforma, todavía conservaba en perfecto estado las tejas de pizarra del tejado fijadas con clavos de cobre. Los mayores problemas surgieron con la fontanería, la calefacción y la piedra exterior debido a que, la mayor parte de la misma, se había desprendido de la fachada. Al final, las piedras que resistieron (que eran las que estaban situadas alrededor de las ventanas) tuvieron que ser reemplazadas para que casaran con las nuevas.

Cuando Tom compró la casa, no tuvo más remedio que encargar una instalación eléctrica completamente nueva. Existía una calefacción central parcial en el primer piso de la casa. Se trataba de una caldera de carbón enorme, y en una antigua nota escrita en las paredes cercanas a la misma, se podía leer lo siguiente: 15 palas a la hora del desayuno; 20 a la hora del almuerzo; y 10 a la hora de la cena. Con la ayuda experta de dos fontaneros, Tom, instaló un sistema de calefacción en el suelo, colocándolo en 5.000 metros de zanjas en un campo de tierra muy húmeda situado al lado de la granja. Comenta en el reportaje que, debido a la humedad de la tierra, este sistema ha dado muy buen resultado, puesto que; caldea la casa por completo y las facturas de electricidad son mínimas.

2.- West Country

La localidad de West Country está situada, tal y como su nombre indica, al oeste de Inglaterra. Abarca los condados de Avon, Cornwall , Devon, Dorset  y Somerset, así como Gloucestershire y Wiltshire.  West Country es esencialmente rural. Su principal actividad económica se basa en el turismo y la agricultura.  Históricamente, la minería de estaño y la pesca  eran importantes fuentes de ingresos y de empleo, aunque en la actualidad estas actividades han disminuido mucho. La región es famosa por su producción de sidra y pasteles.

Mezclando sutilmente la arquitectura clásica con elementos rurales, esta granja de nueva construcción es el resultado de un trabajo realizado en equipo entre arquitectos y diseñadores.

Willie y Nickie Gething se mudaron a su nueva casa en 2008, después de haber pasado cuatro años elaborando los planos y otros dos años construyéndola. La ubicación de West Country combina paz, privacidad y vistas al bosque además, está perfectamente conectada con una carretera principal. Para la decoración interior se utilizó mobiliario ya existente en la vivienda junto con nuevas adquisiciones.

Willie Gething se dedica a la construcción y promoción inmobiliaria; pasa la mayor parte de su tiempo en  lugares que están en obras, por lo tanto;  hay muy pocas cosas que él no sepa acerca de la construcción; además, siente debilidad por la arquitectura doméstica. Willie y Nickie llevaban mucho tiempo deseando construir una casa desde cero y cuando finalmente encontraron este lugar, contrataron a un equipo de profesionales para llevar a cabo este proyecto: el resultado, a pesar de tratarse de una casa de nueva construcción, es fabuloso.

En origen era una granja modesta que contaba con establos, porquera, granero, y hasta tractores y maquinaria agrícola abandonada.

Tres arquitectos se pusieron al frente del proyecto, además, una hermana de Willie, Caroline Paterson, que es decoradora de interiores colaboró en el proyecto.  El jardín fue diseñado por Arabella Lennox-Boyd.

La idea de esta pareja desde un principio, incluía una gran cocina con sofás y una chimenea, un patio y jardín.  También deseaban que la casa fuera elegante e informal, espaciosa y acogedora, y que utilizara materiales locales. La verdad es que todo se logró.

Pasamos a ver las fotografías y aquí nos detenemos hasta la próxima entrada. Feliz miércoles.

¿Con cuál de las dos os quedaríais?

Si os ha gustado la entrada, os damos las gracias por compartir.

 

Fotografías www.houseandgarden.com.uk

Carskiey Estate: Fotos @Davide Lovatti 

West Country: Fotos @Simon Upton

 

Este artículo tiene 2 comentarios

  1. Alvaro casas

    Very nice….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies