Decoración / Vida y estilo
Decoración

Casa Orlandi, encanto florentino

Sus dueños, una pareja de arquitectos llamados Sabrina Bignami y Alessandro Capellaro, la bautizaron como Casa Orlandi. En 2002 dieron con este palacio florentino de finales del siglo XVIII en la localidad de Prato,  en la que dirigen un estudio de arquitectura en denominado b-arch. Esta localidad, muy cercana a Florencia, agrupa los municipios de Cantagallo, Carmignano, Montemurlo, Poggio a Caggiano, Velanio y Vernio y, a pesar de que posee un material histórico y artístico de gran importancia, es famosa por su industria textil. De hecho, la casa había pertenecido con anterioridad a una familia que se dedicaba a esta actividad.

Los dos primeros problemas a los que se enfrentó la pareja al tratar de comprar el palacio eran sus enormes dimensiones y su elevado precio. Se pusieron de acuerdo con un grupo de amigos y lo compraron entre todos. Ellos adquirieron  una superficie de 230 metros cuadrados. La casa estaba totalmente decorada por frescos realizados por Luigi Catani, nacido en Prato en el año 1762. Este pintor, de estilo neoclásico, realizó frescos en el 1800 en la catedral de Arezzo y, entre otros muchos trabajos, se encargó de la decoración de una habitación del Palacio Pitti.  En Casa Orlandi, una gran parte de los frescos, había sido cubierta por pintura blanca. Con respecto a la reforma, Sabrina y Alessandro, mantuvieron la altura de los techos, la distribución original de la vivienda y los suelos de terracota, finalmente, convirtieron un patio interior en terraza. Optaron por una decoración muy simple, dada la suntuosidad de los frescos, que ya de por sí, decoran toda la casa. La iluminación es muy suave y varía de un espacio a otro de la vivienda.

[bctt tweet=”Optaron por una decoración muy simple, dada la suntuosidad de los frescos, que ya de por sí, decoran toda la casa. La iluminación es muy suave y varía de un espacio a otro de la vivienda.” username=””]

Manifestaron en la entrevista que les realizó la revista Elle Decor, que les gustaría pasar más tiempo en la casa  y que la habitación preferida por ambos es la cocina.

Todo hay que decirlo, los frescos y su recuperación han sido el motivo de inspiración de Danvers para elaborar esta entrada y desintoxicarse del efecto Halloween.

Espera que os gusten.

Feliz martes.

 

lecturas-ilustradas

Mesa procedente de un juzgado

Suelos de terracota

disenadores

casa_orlandi_42
la-vuelta-al-mundo

casa_orlandi_44

Coffee table vintage adquirido en el Mercat dels Encants de Barcelona

Comedor: suelos de baldosa hidráulica (posiblemente restaurados), sillas modelo Tulipe de Knoll

e62e00cdb8336dff5d17e57f4c664d80

18th-century-design-the-new-trend-casa-orlandi-guesthouse

b5a9722b36875cb750a48ff845951f63

d6871b373c08d42322dd3c0fe56f1d33

casa_sea_287_0

casa_orlandi_32

casa_sea_952_0

Cartel años 30: Mercat del Encants

54abb939b309ce9da1b73eb97762bc40

660d83b9-0bb6-4558-8d8b-e0eae8c659a2

Fotos @Montse Garriga

Este artículo tiene 2 comentarios

  1. Antonio Bosch

    Magnífico ejemplo de audacia y buen gusto a la hora de realizar este proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies