Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

23 propuestas de vestidos de verano

Empiezan las rebajas y me cuenta Constance que acaba de recibir en su móvil ocho o nueve SMS de distintas tiendas de moda y complementos anunciando el acontecimiento. Suponemos que os sucede algo parecido. El post de hoy está enfocado en las rebajas y en los vestidos de verano. Para ello os ha elaborado 23 propuestas de vestidos de verano de distintos precios y distintos diseñadores, cómodos y llevables. Pero antes quiere explicaros las cinco premisas que sigue a la hora de comprar en rebajas:

1.- No nos creemos necesidades que no existen.

2.- Saber por qué y para qué vamos a utilizar la prenda que estamos a punto de adquirir. Cuándo y dónde la vamos a llevar. Si no hay respuestas a todos y cada uno de estos interrogantes, es mejor descartar la idea de comprarla.

3.- Probarse la ropa. Cierto que da mucha pereza, sin embargo, descartamos con más rapidez y nos ahorramos muchas idas y venidas para efectuar devoluciones. No olvidemos llevar una prenda cómoda y fácil de quitar y poner para probarnos la ropa.

4.- Comprar ropa de nuestra talla. No compremos una talla inferior pensando en que adelgazaremos una serie determinada de kilos y finalmente nos la pondremos. Aun así, este año las tallas son muy grandes. La talla «S» es enorme. Si le preguntamos el motivo a una dependienta nos dirá que esto «es tendencia». Que no os extrañe probaros un blusón de esta talla y sentir que vais vestidas con un paracaídas.

5.-  No nos estresemos cuando sólo quede una talla de una prenda determinada que además nos encanta ni nos quedemos a la espera de que la señora que está en el probador con esa última prenda que (justamente es a nosotras a quién nos quedaría perfecta) suelte la prenda para salir corriendo como posesas con la intención hacernos con ella. Estamos en las rebajas, no en la caza del zorro que se prohibió hace muchos años.

6.- Seamos humanas y comprensivas con las verdaderas heroínas de esta fiesta del consumismo: las dependientas. Toda nuestra admiración para ellas. Es un momento en el que el que su trabajo se quintuplica. Si nos fijamos un poco en su actividad en un día como el de hoy, podemos escuchar su respiración y cómo hacen todo lo posible para coordinarse entre ellas tratando de no perder los nervios, recogiendo ropa tirada de cualquier manera en los probadores o amontonada en los estantes. Doblando colocando, desembalando, buscando tallas y atendiendo a todas las demandas (y a muchas impertinencias) de la clientela.

7.- No es mala idea aprovechar este momento para hacer acopio de prendas básicas: camisas blancas, camisetas negras y blancas, pantalones Capri, un vestido negro. Si además encontramos alguna ganga invernal (abrigo, americana, traje sastre) no es mala idea hacernos con alguna de ellas, siempre y cuando merezca la pena. Tanto en tiendas físicas como en tiendas on-line.

A pesar de esta introducción tan dogmática, Constance predica lo que no cree y es especialista en contradecirse. Ella es una fanática de los vestidos de verano. Son su prenda favorita. Y sí, siempre encuentra algún vestido (o más de uno) en rebajas que es «una verdadera inversión, ganga o la compra del año». Dice que los vestidos de verano son alegres, frescos, cómodos, prácticos y muy femeninos.

Desde el siglo XIX la ropa de verano se fabrica en tejidos ligeros como el lino, el algodón, muselina o la seda. Por ejemplo, el estilo náutico empezó en el año 1846 cuando apareció este retrato del príncipe de Gales vestido como un miembro más de la tripulación del yate real, obra de Franz Winterhalter:

La ropa, en el momento en que empiezan a popularizarse las vacaciones, se hace menos rígida, pensada para moverse cómodamente y en función de las altas temperaturas. El vestido de verano es el resultadode toda esta  evolución y una maravillosa herencia. Esperemos que nunca pase de moda.
Si vais a ir de compras para aprovechar las rebajas, os dejamos con esta selección de vestidos de todas las colecciones de verano para este 2017 por si os pueden servir de inspiración. Este año se lleva el crochet, el lino, el punto abierto, los cuadros vichy, los colores empolvados con protagonismo del rosa palo y el verde. La influencia de los 70 (al igual que en la decoración) vuelve con fuerza y en cuanto al corte: se llevan mucho los volantes y el escote Bardot. Antes de que salgáis corriendo a la batalla, casi vestidas con armadura como si no existiera un mañana (Constance, ya ha salido disparada, hace horas), os aconsejo que echéis un vistazo a estas fotografías.
Y nos despedimos hasta la próxima entrada, no sin antes desearos un buen fin de semana y recordaros las premisas del inicio de este post, si optáis por ir de tiendas.

Nos vemos.

Si os ha gustado el artículo, os damos las gracias por compartir.

1.- Lisa Marie Fernández

2.- La Double J

3.- Zara

4.- Sandro

6.-Maje

6.- Diane Von Furstenberg

7.- Angel Schlesser

8.- See by Chloé

9.-Stella Mccartney

 


10.- Carolina Herrera

11.- Alexander McQueen

 

12.- Ralph Lauren

13.- Beatriz Peñalver

14.- Dolores Promesas

15.- Magnolia Antic

16.- Roberto Verino

17.- Purificación García

18.- Valentino

19.- Teresa Helbig

20.- Johana Ortiz

21- Dolce e Gabbana

22.- Twin Set 

23.- Silvia Tcherassi

Fotografía imagen destacada
www.markdsikes.com

Este artículo tiene 3 comentarios

  1. retroyconencanto

    Nosotras también somos de vestidos, da igual la estación del año… ¡Cada nueva unidad que compramos es un triunfo! Y, por supuesto, iremos a las rebajas con esa idea en la cabeza, más lo que caiga… No dudes de que nos hemos enamorado de todos y cada uno de los que aparecen en el post. Una cosa que llevamos a rajatabla, tras salir de un probador, es devolver las prendas que no nos llevamos colgadas en sus respectivas perchas, y así se lo hemos inculcado a nuestras hijas desde pequeñas. Lo contrario nos parece una falta de respeto hacia las dependientas.

    Un beso grande de las dos

    J&Y

  2. A gusto en casa

    Hola, Laura: ¡Qué bonitas todas las propuestas! Mi modus operandi en las rebajas de verano es uno de los que has mencionado ya que aprovecho para adquirir prendas de abrigo y calzado. Grandes consejos para una época en la que hay que mantener la cabeza fría (especialmente el de no comprar nada sin probárselo antes). Un besazo!

    • AllThatIsChic

      Hola Isa: y tan fría. De lo contrario acabas comprando de todo y en el verano siguiente aun tienes ropa del verano anterior, sin estrenar. No vale la pena. En mi ciudad no consigo encontrar demasiadas rebajas en prendas de invierno en las rebajas de verano, la verdad es que es dificil. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies