Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

Porcelana inglesa de Wedgwood

Constance quiere inaugurar el año acercándonos un poco a la historia de las vajillas Wedgwood de porcelana inglesa. Una historia que se inicia con Josiah Wedgwood, nacido en 1730, en el seno de una familia de artesanos. Al morir su padre en 1739, Josiah comenzó a trabajar en la fábrica familiar y tras cinco años de aprendizaje, decidió asociarse con un alfarero llamado Thomas Whieldon. En 1754,  Josiah empezó a patentar sus propias fórmulas de porcelana, vidrio y arcilla. Su negoció empieza a despegar cuando en 1765,  fabrica una vajilla entera para la Reina Charlotte (Carlota de Mecklemburgo-Strelitz,  esposa del rey Jorge III y Reina de Inglaterra desde 1761-1818).

Carlota de Mecklemburgo-Strelitz retratada por Benjamin West

Catalina II de Rusia (llamada Catalina La Grande), descubrió las porcelanas de Wedgwood gracias a la reina Carlota, y encargó en 1773 a  la manufactura inglesa de Josiah Wedgwood que realizase una vajilla en loza de color crema, siguiendo la fórmula inventada por Wedgwood y conocida como Queen’s ware (loza de la reina). Se trata un servicio (denominado “Servicio de la Rana Verde”) compuesto por piezas para banquete y para postre decoradas con vistas de Inglaterra:

“Servicio de la Rana Verde” de Catalina la Grande (Museo del Hermitage, San Petersburgo) Foto vía www.magot.es

1.- La Vasija de Portland

El Vasija de Portland está considerada como una de las piezas de vidrio romano de mayor calidad que ha llegado hasta nosotros y que mejor se conservan.  La primera noticia que se obtuvo de este hallazgo data del siglo XVI en que esta vasija fue hallada el interior de la tumba de Alejandro Severo. Posteriormente, cambió de manos en varias ocasiones, primero; en manos del Cardenal del Monte y más tarde; pasó a formar parte del patrimonio de la familia Barberini. En el siglo XVIII perteneció al embajador de Inglaterra en Nápoles: Sir William Hamilton, quien optó por vender esta pieza a la condesa de Portland, Margaret Cavendish Bentick:

La Vasija Portland (British Museum)

Josiah Webgwood en 1790 la reprodujo a la perfección en cerámica. En la actualidad esta réplica se encuentra en el Victoria and Albert Museum.

Vasija Portland de Joshia Wedgwood (Victoria & Albert Museum)

Al aumentar la demanda, Wedgwood trasladó la empresa a un edificio de mayores proporciones: Brick House Works en Burslem. Allí empezó a experimentar con nuevos métodos de producción y con la cerámica comenzando a utilizar óxidos para imitar piedras preciosas.

2.- La vasija Jasper Wedgwood

En 1769 fundó la fábrica de Etruria (Staffordshire); la primera fábrica en instalar una máquina de vapor para la fabricación de piezas cerámicas con ayuda de moldes. En 1774, presentó sus piezas de camafeo Jasperware.

Este fue su mayor logro.

Otros artistas como George Stubbs o John Flaxman diseñaron modelos para esas piezas:

Jasperware

Las excavaciones de Pompeya y Herculano,  en esta misma  época, captaron un enorme interés, ello animó a Wedgwood a diseñar piezas de estilo neoclásico.  En esta etapa fabricó vasijas secas sin vidriar con la superficie imitando, en calidad y color, a piedras como el jaspe, el basalto y el ónix; estas vasijas se decoraron con apliques en relieve finos y translúcidos, con motivos clásicos (hombres y mujeres vestidos con ropajes de estilo romano) y guirnaldas de flores.

Jasperware

“¿No es posible que Josiah Wedgwood se inspirara en el Renacimiento y concretamente  en Lucca Della Robbia en algún momento?”, me comenta Constance.  “Aunque no fueran contemporáneos (el florentino nació en 1400 y murió en 1482), es posible que Wedgwood hubiera llegado a conocer sus trabajos, además,  Della Robbia era escultor y ceramista. No hay más que visitar la Capella Pazzi en el Convento de Santa Croce en Florencia o bien, la Puerta Norte de la Catedral de Florencia y ver estas magníficas y delicadas piezas de terracota esmaltada:

 

Wedgwood murió en 1795,  y Josiah II se puso al frente de la empresa, recomponiendo las fórmulas y los estándares del negocio fundado por su padre.  Debido a las constantes crisis económicas, a las guerras y a la competencia emergente, el siglo XIX fue muy difícil para esta manufactura y no fue hasta principios del siglo XX, bajo el liderazgo de Josiah V, en que las cosas empezaron a mejorar. En 1966, las acciones de Wedgwood fueron presentadas en la Bolsa de Londres y desde ese momento, la compañía gozó de una gran expansión.

Constance ha elaborado una selección de los modelos actuales (le gustan muchos de los modelos, pero esta entrada no tendría fin), por lo tanto, vamos a ver algunos:

3.- Las colecciones habituales

Este modelo denominado Hibiscus está inspirado en un modelo de los archivos Wedgwood que data de alrededor de 1810. Este diseño en colores azules (juega con tres azules distintos) con motivos botánicos es muy llamativo:

La colección Chinoiserie Green es una reinterpretación de esta tendencia decorativa propia del siglo XVIII.  Este color verde es muy especial. Los motivos están compuestos por flores,  follaje y pájaros exóticos que, indudablemente, recuerdan a los motivos del  papel pintado de estilo chinesco pero las flores tienen un aspecto menos oriental. El borde del plató está rematado con un filón en platino. Sobre un mantel blanco impoluto debe quedar genial.

Este modelo denominado Palladian está inspirado en la arquitectura neoclásica. El colorido del esmaltado es muy especial: utiliza tonos cobre y anaranjados. Es, sin lugar a dudas, una vajilla elegante; los tres platos ofrecen muchas combinaciones. A simple vista, no parece que pueda llegar a cansar. A Constance le encantan las tazas de café de este modelo:

Inspirada en diseños orientales del siglo XIX  de los archivos Wedgwood,  la Colección Imperial representa magníficamente al dragón y al fénix. El dragón es el máximo exponente de la cultura china; domina los cuatro elementos (tierra, aire, mar y agua) y trae la esencia de la vida. El ave fénix representa el equilibrio entre distintas fuerzas (el Ying y el Yang).  Estos dos motivos juntos simbolizan la belleza, el poder y la buena fortuna dentro de la cultura china, y se utilizaban tradicionalmente como personajes imperiales:

En honor al 250 aniversario de la vajilla Queen’s Ware, se presentó la Colección Blue Bird, diseñada por Jasper Conran e inspirada el siglo XVIII. Esta colección tiene un color de fondo en blanco roto con motivos de aves y flores en cinco tonos de azul: cielo, cerúleo, agua, zafiro y añil. Se trata de una vajilla, informal pero a la vez, única.

La Colección Pashmina es exótica pero a la vez muy clásica. Este modelo está inspirado en la tela de chintz que se producía originalmente en la India durante la época colonial. Se trata de una tela de algodón fuerte con motivos de flores, frutas y pájaros. Las casas de campo inglesas suelen utilizar telas de chintz para vestir habitaciones y salones, es un clásico en la decoración de este tipo de casas. Para hacernos a una idea, no hay más que echar un vistazo a la web de Colefax & Fowler. Esta vajilla es una buena elección para vestir una mesa sin arriesgar:

 

La Cuckoo Collection para juegos de té (una de las que más le gustan a Constance) está diseñada con motivos de pájaros chinos extraídos de los archivos del siglo XIX.  Están fabricados con porcelana de hueso fina y rematados con filón de oro.

4.-Wedgwood Prestige Collection

Esta línea es la joya de la corona Wedgwood, y  representa más de 250 años de la más exquisita artesanía inglesa.

Las piezas ornamentales y las vajillas que forman la colección están hechas totalmente a mano en Inglaterra, con materiales que son patrimonio de la firma: Jasperware, Queensware (loza de la Reina) y la famosa porcelana de hueso de Wedgwood.
Cada pieza es una obra de arte única, manufacturada por artesanos que han pasado décadas perfeccionando sus técnicas. Técnicas que el mismo Josiah Wedgwood patentó y perfeccionó. Todas las piezas están vinculadas al pasado.

De forma y diseño neoclásicos la Colección Anthemion Blue se inspira en los archivos de Wedgwood del siglo XVIII: de color azul cobalto embellecido con detalles dorados. Aunque el modelo es muy antiguo, el diseño en conjunto es muy contemporáneo.

Los camafeos de  la Prestige Cameo Collection  son cuidadosamente elaborados a mano por expertos artesanos. El adorno dorado, en el caso de esta colección, pasa por ocho procesos de cocción, como ejemplo tenemos esta legumbrera, el camafeo está en el centro.

 

En la Buckingham Prestige Collection, la banda dorada se crea con una litografía que está pintada a mano con oro de 22 quilates, creando un acabado brillante. De muestra traemos esta ensaladera o plato de media luna.

Jarrón pintado a mano de edición limitada.

 

La Colección Orchid China se inspira en la belleza de las orquídeas de colores fuertes y en colibríes. Este diseño cuenta con bandas y asas rematadas en oro.


La Prestige Riverton Collection combina distintas técnicas de Wedgwood. Este modelo con motivos florales muy delicados es muy  atemporal. Para elaborar la banda dorada se sigue la misma técnica que en la Colección Buckingham

 

La Colección Jasperware se ha reinterpretado con artículos de té, juegos de café o jarras como la de esta fotografía que también son de edición limitada:

 

Y ponemos fin a esta primera y artesanal entrada de 2017. ¿Os gustan estas piezas? Me comenta Constance que  Wedgwood fabrica vajillas lisas en crema o blanco roto pero, que le aburren soberanamente. Si queréis ver más modelos sólo tenéis que ir al enlace que está al principio del post. Por cierto… ¿cómo habéis empezado el año?

Feliz Martes y hasta la próxima entrada.

¿Os ha gustado esta entrada? Si es así, os damos las gracias por compartir.

 

 

Fotografías:

www.wedgwood.com.uk

Este artículo tiene 6 comentarios

  1. A gusto en casa

    Hola Laura: Estupenda primera entrada del año! Realmente todas las vajillas son preciosas, pero por elegir dos me quedo con Blue Bird y Cuckoo. El año lo he empezado con buen pie y muy ilusionada con la noche de Reyes. Espero que tú también estés muy contenta. Un beso!

    • AllThatIsChic

      Gracias Isa: esperando a SSMM. De momento he empezado el año, tranquilamente, no se puede pedir más.
      Supongo que después de Reyes volveremos a la normalidad y el trabajo irá aumentando. Pero bueno, lo importante es
      llevarlo con alegría.
      Un abrazo.

  2. Ana

    Me encanta este blog
    Siempre lo sigo
    Muy interesante la historia de la porcelana

  3. Lorena

    Qué maravilla de vajillas, auténticas piezas de museo. Como siempre, gracias por ilustrarnos y por deleitarnos con esta maravilla de fotos. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies