Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

Las porcelanas de la Colección Rockefeller

David Rockefeller (Nueva York, 12 de junio de 1915- ibidem, 20 de marzo de 2017) fue banquero y hombre de negocios. Era el único hijo superviviente de John D. Rockefeller y nieto del magnate petrolífero también llamado John D. Rockefeller fundador de Standar Oil.

Peggy McGrath Rockefeller (1915-1996) era conservacionista, miembro de la junta del American Farmland Trust en Washington, y fundadora del Maine Coast Heritage Trust en Topsham, siempre estuvo al pie del cañón en la lucha por la conservación de las tierras de cultivo y la protección del medio ambiente.  David y Peggy se casaron en 1940 y durante más de medio siglo se dedicaron, entre otras actividades, a coleccionar arte.  Sin embargo; lo que hoy le interesa a Constance no es, ni de lejos, la biografía de David Rockefeller ni la de sus antepasados, sino la colección de porcelanas que poseía el matrimonio y que será subastada (entre otras muchas piezas de arte) en la sala Christie’s de Nueva York el próximo mes de mayo.

«De casualidad buceé un poco en el catálogo y di con esta magnífica colección. Así que me pareció oportuno hablar de ella en el blog. Se trata de piezas compradas y heredadas por el matrimonio a lo largo de su vida en común. Piezas historiadas, nada comerciales y muy singulares, empezamos pues:

1.- Derby Service

 

Elaborado alrededor de 1815, con motivos de flores y frutas este extenso servicio comprende, entre otras piezas: dos soperas; seis salseras, cuatro platos de servir en forma de concha, una compotera con patas, quince platos ovales, veinte de sopa,  cuarenta y siete platos llanos y veintidós platos de postre.

Vamos, que no llega a las dimensiones del Servicio de la Rana Verde, elaborado por Wegdwood para  Catalina la Grande ni al primer servicio de la Flora Dánica, aunque si tuviéramos la suerte de poder vestir la mesa con él para dar una cena en casa, no sufriríamos por falta de servicios. Nunca me cansaré de repetirlo: vale la pena doblar el número de platos llanos. No doce, mejor veinticuatro y si podemos llegar a los cuarenta y siete de Peggy, pues mejor que mejor. Si ofrecemos dos segundos platos tenemos los servicios suficientes para cambiar sin tener que limpiar nada y si nos peleamos con nuestros respectivos cónyuges, tenemos material suficiente para tirarnos los “platos” a la cabeza

La decoración de esta maravilla elaborada en porcelana de Derby (que me recuerda mucho a las orquídeas de Pinto) se atribuye a William ‘Quaker’ Pegg (1775-1851), un dibujante, botánico autodidacta y pintor de porcelana que inició su actividad en la manufactura de Derby en 1796 hasta 1801. A partir de ese año, sin embargo; un venazo místico le llevó a destruir sus cuadernos de bocetos y abandonar la fábrica para cambiar de vida. Sin embargo;-y ahí entra de nuevo la obsesión por la porcelana-, en 1813 volvió a pintar porcelana, comenzó a reconstruir todos sus bocetos,  y en definitiva, a continuar donde lo había dejado.

Es más que evidente que William era un botánico muy aplicado porque cada flor está increíblemente reproducida al detalle:

 

David, explicó en vida que este servicio, del que se enamoró Peggy contemplándolo desde el escaparate de una tienda, le pareció muy caro en un principio (digo yo, que por algo sería rico el señor Rockefeller) y se lo pensó bastante antes de comprarlo (si hubiera estado casado conmigo lo hubiera comprado desde el primer momento para no soportar tanta presión). David pospuso la decisión hasta que, finalmente, le regaló a su esposa la vajilla en la Navidad de 1954. Sí, al final estas cosas suelen caer durante las Navidades. Cuando ya no les queda más remedio y se les acaba el año.

El padre de David, John D. Rockefeller, Jr.  coleccionaba porcelana de las dinastías Ming y Kangxi, mientras que su esposa Abby prefería las piezas más pequeñas y sencillas de las dinastías anteriores.  Las piezas de porcelana no se utilizaban únicamente como servicios para almuerzo o cena sino para la decoración de las diversas casas de la familia.

2.- Servicio de Postre Marly Rouge

La colección de Peggy y David contiene 22 piezas del servicio de postre Marly Rouge, adquirido por Abby, la abuela de David. en la década de 1920.

Después de la muerte de Abby en 1948, el hermano de David, Laurance, heredó el servicio y finalmente David Rockefeller lo adquirió en 2004. David Rockefeller adoraba los servicios con motivos de mariposas. Desde niño tenía fascinación por los insectos.

Napoleón había encargado originalmente este servicio de postre en colores tierra y celeste elaborado en porcelana de Sèvres de 256 piezas para el palacio en Compiègne, aunque, finalmente, le fue entregado en octubre de 1809 en el palacio de Fontainebleau, donde el Emperador se había retirado después de las negociaciones del Tratado de Viena, que finalizó con las hostilidades entre Francia y Austria:

Este servicio de estilo Imperio también cuenta con un par de azucareros con asas en forma de cabezas de águila doradas, vamos a ver una de ellas:

3.- The Rockefeller Service

Porcelana del período de Jiaqing, alrededor de 1805. Todas las piezas están magníficamente esmaltadas y decoradas con diferentes escenas de la vida en China con jardines y paisajes de fondo. Las escenas más llamativas se pueden contemplar en la orla de cada plato o en el centro de las restantes piezas rodeadas de una esfera en tono sepia.  El ala es dorada y contiene escenas diminutas de paisajes pintados en rojo en su interior.  La verdad es que esta vajilla tiene una elaboración tan compleja que me resulta difícil definirla correctamente. Vamos a ver dos fotografías.

 

 

4.- Tobaco Leaf

Data de 1775. Este servicio, que está pintado con el modelo, popularmente conocido como la versión del “Crisantemo” del modelo Tobaco Leaf  (hoja de tabaco).  Pertenecía a Lucy Truman Aldrich (tía de David) antes de ser adquirida por Nelson Rockefeller en los años 60 y 70.

Poco antes de su muerte en 1979, Nelson se lo vendió a su hermano menor Laurance. En 1990, Laurance decidió vender todo el servicio y David y Peggy lo adquirieron:

 

 

6.- Vajilla de porcelana china, familia rosa,

Data del año 1770. Bajo la dinastía Qing (1644-1912) se desarrolla la porcelana de la «familia rosa» y la «familia verde».

Esmaltada en una vibrante paleta de diversos rosas y decorada, a su vez, con rosas rosadas y flores pequeñas en medio de pergaminos parcialmente desenrollados, estampados en grisalla y rojo hierro.

 

7.- Abubillas de Meissen

Este par de abubillas de Meissen son obra de Johann Kändler (1706-1775), el artesano de porcelana europeo con más talento de esa época. David, siguiendo la tradición de su padre, fue un gran coleccionista de porcelana de Meissen.

Johann Kändler se formó como escultor en Dresde antes de empezar a trabajar en la manufactura de Meissen en el año 1731.  Allí, por encargo del emperador Augusto II el Fuerte, comenzó a modelar grandes figuras de aves y animales para el palacio japonés de Dresde. En 1733 fue ascendido jefe de taller en Meissen, cargo que ocupó hasta su fallecimiento:

 

8.- Par de candeleros 

Porcelana china, familia rosa, periodo Qianlong (1736-95):

 

9.-Par de salseras

Porcelana china, familia rosa, con forma de concha que datan de familias chinas que datan del año 1765:

 

10.- Pareja de Spaniels

Pareja de cachorros de raza spaniel en porcelana china exportada del periodo Qianlong (1736-1795). Se exhibían en un apartamento que poseía el matrimonio en Nueva York sobre una mesa de juego del siglo XIX que podemos contemplar en la siguiente fotografía:

 

 

11.- Tazón de dragón

Una de las mejores piezas de la colección es este “tazón de dragón” del periodo Xuande que data de. entre 1425 y 1435. El emperador Xuande fue el quinto de la dinastía Ming, y su gobierno de diez años es considerado uno de los períodos más esplendorosos en la historia de la porcelana china azul y blanca:

 

 

Por mi parte, pongo el punto y final, porque, podría pasar horas y me estoy dando cuenta de que no cerraría nunca esta entrada» … comenta Constance.

 

Y con estas magníficas piezas nos despedimos hasta la próxima entrada. ¿Cómo habéis empezado la semana después de las fiestas? Dice Constance que nunca le había costado tanto volver a la normalidad.

Nos vemos

Si os ha gustado el artículo, os damos las gracias por compartir.

 

Todas las fotografías 

www.christies.com

 

Este artículo tiene 4 comentarios

  1. A gusto en casa

    Hola, Laura: Preciosas vajillas. Si tuviera que quedarme con una sería con la primera (por impresionante) y con el tazón dragón. Sabiendo cuánto te gustan (y conoces) las vajillas, no me extraña que te haya resultado complicado poner punto y final a este post. Por lo demás, aquí retomamos las clases el próximo lunes, así que ya te puedes imaginar la locura que están siendo estos días. Un beso!

    • AllThatIsChic

      Volver a la rutina Isa, es una tortura. En serio, hoy estaba pensando que necesito “vacaciones de hijos”… no paras nunca con ellos.

  2. retroyconencanto

    Nos quedamos con todas las vajillas con motivos florales, Laura. Sobre todo con la primera, por lo preciosa que es y lo que le costó a doña Rockefeller conseguirla… Como anécdota, comentarte que nosotras, por consejo materno, siempre hemos doblado los platos llanos en nuestras vajillas…

    Mas besos de las dos

    J&Y

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies