Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

La mesa de octubre de Constance

La mesa de octubre  de Constance viene vestida en colores ocres, verdes, amarillos y anaranjados. Colores cálidos que envuelven la atmósfera del paisaje otoñal. En torno a esta mesa de otoño despedimos el verano, que se desvanece por momentos y escuchamos, de tanto en tanto, el susurro de una leve brisa que se filtra por los ventanales: deberíamos empezar a pensar en sacar la ropa de abrigo. Deberíamos, deberíamos… En torno a esta mesa de octubre hemos vivido jornadas muy convulsas para España y lo hemos hecho con preocupación y con angustia, pero con esperanza. Dice Constance que esta mesa de otoño va a ser inolvidable porque se ha planificado, organizado y vestido en medio de una algarabía de manifestaciones en las calles, malas noticias , angustia, desconcierto y confusión. Quizá no sea la mejor mesa que haya puesto, pero sí, la que ha logrado que retomara con normalidad el ritmo del blog.

«Y a la mesa nos vamos, que nos enrollamos como persianas, por favor, que este post va a ser más largo que La caza del Octubre Rojo», Laurita, que cuando te pones lírica y profunda no te soporto», me dice Constance … tan impaciente, soberbia e impertinente como siempre.

Así que… a la mesa nos vamos:

Partiendo de un mantel de hilo de algodón bordado de color blanco a juego con las servilletas hemos tratado de darle a la mesa ese aire caduco y otoñal, pero evitando la tristeza, que demasiado atribulado es, a veces, el día a día.

La vajilla escogida es una Royal Crown Derby modelo Olde Abesbury diseñada en 1932 a partir de un patrón para tapiz de Albert Gregory, que fue uno de los pintores más famosos de la manufactura. Los motivos de estos platos están formados por aves del paraíso y faisanes arrastrando el plumaje. Sus colores son seis: rosa, verde, marrón, amarillo, morado y lavanda. Cada plato está rematado en hilo de oro. Constance ha elegido mantel y bajo platos blancos para contrastar, o más bien, rebajar la fuerza y el colorido de esta vajilla que, en definitiva, no necesita nada más.

Para elaborar el arreglo floral ha escogido lirios morados, anastasias blancas, y unas pequeñas margaritas también en tonos morados, de las que podemos encontrar en esta época en cualquier floristería, sin necesidad de hacer ningún encargo. Como centro de mesa ha utilizado una ensaladera de Limoges de finales del XIX con dos fruteros a juego cubiertos con hojas sobre las que ha colocado higos negros partidos por la mitad. Sobre la mesa ha depositado unas granadas abiertas por la mitad y otras sin abrir, además de madroños, arándanos y alguna que otra azufaifa, tratando de no perder de vista la paleta de los colores propios de esta penúltima estación del año. Por cierto, nada  mejor para inspirarse que echarles un vistazo a los bodegones de Zurbarán o a los arreglos florales de Inés Urquijo (pasaros por su cuenta de Instagram, os encantará).

Las copas de vino y agua son de diferentes cristalerías y ambas transparentes. El protagonismo ha querido dárselo, Constance, a los faisanes, a las aves del paraíso, -cuya leyenda cuenta que pueden volar noche y día sin descanso y se alimentan del perfume de las flores. -, y a su extravagante plumaje.

Os dejamos con la mesa puesta y nos despedimos hasta la próxima entrada no sin antes desearos un feliz Día de la Hispanidad, felicitando a todas las Pilares que nos leen.

Nos vemos en la próxima entrada.

Si os ha gustado el artículo, os damos las gracias por compartir.

 

 

 

 

 

 

Este artículo tiene 2 comentarios

  1. retroyconencanto

    ¡Preciosa y elegante la mesa de Octubre, Laura! La vajilla es un espectáculo, con esos exuberantes faisanes, y encaja a la perfección con la nueva estación por sus cálidas tonalidades, muy en consonancia con las frutas otoñales que adornan la mesa. Por cierto, que comedor tan bonito, las sillas nos han encantado.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

  2. A gusto en casa

    Hola, Laura: ¡Preciosa mesa! Respecto a la candente actualidad, ¡qué te voy a contar! Entre la situación política y los incendios que nos asolan me he quedado sin palabras. Un beso muy fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies