Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

La mesa de Navidad de Constance

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año.

Charles Dickens

En esta primera Navidad del blog,  Constance, ha querido hacer algo más especial de lo habitual para celebrarlo con todos vosotros: algo realizado por sí misma.

Dado el cansancio del que ayer era presa (este tipo de entradas requieren mucha preparación y muchos desplazamientos) es posible que la próxima Navidad elabore un post  de corte más minimalista que el de este año. Aunque no lo quiere reconocer (porque, en el fondo de su corazón, le encantan estos tinglados) está agotada y, a la vez, ha terminado agotando a todos los que están a su alrededor, a quienes ha hecho colaborar de forma voluntaria o involuntaria (“que se lo cuenten a Danvers”, estará pensando él mientras lee este post, si es que lo llega a leer). Si no fuera por estas algarabías, por la Navidad, por la Pascua, por las vacaciones de verano o porque cuando Constance da con una idea o se siente inspirada, detrás de esa idea, surge otra tormenta de ideas, la vida, llegaría a ser muy monótona. ¿No os parece?

Pues… hoy nos ha puesto la mesa como a ella le gusta ponerla (¡quién sabe si algún día hasta se anima a cocinar alguna cosa!). La verdad es que dispone de un comedor espacioso, como muchos comedores antiguos. En la actualidad está empapelado en color rojo: no es un rojo intenso pero no deja de ser rojo y, a la vez,  condiciona mucho la decoración de esta estancia y el color de los manteles: pero, se trata de una habitación que no se habita continuamente, la verdad es que, al final, nadie se arrepintió de haberse arriesgado con este color.

1.- Tres premisas para poner la mesa.

En general, para vestir esta mesa ha seguido tres premisas:

1.1.- No utilizar todos los accesorios a juego: resulta monótono y es facilón. Salvo la cubertería, el mantel y las servilletas, todas las piezas son distintas. El bajo plato, plato llano y plato de presentación son diferentes, intentando que armonicen. Lo mismo sucede con la cristalería: las copas de agua, vino tinto y vino blanco pertenecen a diferentes cristalerías.

1.2.-Utilizar alguna pieza antigua y alguna pieza propia: es el caso del mantel y las servilletas. el manto de cachemira, los platos de Manises y las copa para el vino blanco.

1.3.- No gastar una fortuna para poner la mesa en Navidad, si lo que nos apetece es comprar piezas nuevas o innovar.

2.- La mantelería y el bordado mallorquín

Para vestir la mesa de Navidad ha elegido un mantel de punto mallorquín y, al mismo tiempo, ha querido rendir un, más que merecido homenaje, a las bordadoras de su tierra. El punto mallorquín forma parte de la historia del bordado popular de Mallorca y nos puede recordar perfectamente a los bordados que se realizan en Creta, Albania, Rumania y en otros lugares más alejados geográficamente de esta isla, como Persia y la India.

En las Islas, antiguamente, se bordaba en tela de lienzo casera, normalmente de color blanco. Para el bordado se utilizaban tres tonalidades: azul turquesa, miel o rojo caldera. A partir de los años 40 y especialmente en los 60, empezaron a utilizarse otros colores, como es el caso del mantel que mostramos hoy: está bordado sobre tela de lino fino en color blanco y la bordadura se ha realizado en tonos blancos y rosas muy pálidos. Presenta motivos vegetales muy idealizados (irreales y estilizados): flores y hojas, en el caso de esta muestra, pero, en otros manteles, podemos encontrar frutas, como la granada o la piña (partidas por la mitad). Algunas de las hojas de este mantel recuerdan a los estambres de la vid (este último, es un motivo muy típico en el bordado mallorquín). Aunque, el bordado mallorquín,  forma parte del bordado popular (era un trabajo casero y, en sus orígenes también bordaban los caballeros) se trata de un trabajo exquisito. En la actualidad se conservan piezas del siglo XVIII y algunas bordadoras mallorquinas trabajaron en el siglo XIX para la corte de Isabel II. En el caso de este mantel, para la bordadura se ha seguido la técnica de cadeneta para realizar los bordes del dibujo, el punto de escapulario para realizar el relleno (aquí se le denomina “garsas”) y, para este mismo cometido, también se ha seguido la técnica del calado y el punto cruzado. Este mantel tiene una característica que lo hace muy especial: las servilletas llevan distintos dibujos.

3.- Las flores

Para la decoración floral ha optado por cinco clases de flores y dos clases de verde:

3.1.- Amarilis

3.2.- Rosas rojas

3.3.- Gerberas rojas

3.4- Acebo

3.5.- Ramas de abeto y hojas de eucalipto para el relleno

Constance ha querido apostar por el rojo, para elaborar el centro de mesa, en diferentes tonalidades: las rosas rojas tienen un tono aterciopelado tirando a rubí, el amarilis tiene un rojo más intenso y los frutos del acebo son más anaranjados. Con un par de centros sencillos y la ayuda de una esponja, ha elaborado dos centros, tratando de que, todas las flores quedaran muy compactas. El amarilis tiene un tallo muy largo, grueso, y a la vez,  muy frágil: a la hora de cortar este tallo, debemos envolver la zona en la que realicemos el corte con cinta adhesiva: de lo contrario, se deshace el tallo en miles de hilos y nos quedamos sin flor.

 

Para el aparador de la izquierda: ha elegido gerberas rojas y amarilis,  ha cubierto la parte superior de este mueble con dos ramas de abeto, ramas de eucalipto y dos velas blancas. Así mismo, ha adornado el espejo que está sobre el mueble con las mismas ramas de eucalipto.

Para cubrir la piedra de mármol que cubre el bufette  de la derecha ha optado por poner otras dos ramas de abeto y dos velones en dos candeleros de cristal transparente y otras pequeñas velas salpicadas aquí y allá.

La mesa auxiliar se ha cubierto con un manto de  Cachemira de los llamados “de ocho puntas” de la primera mitad del siglo XIX . Sobre el manto, ha añadido varios jarrones en blanco y azul y unos platos del siglo XIX de cerámica de Manises que harán las veces de bandejas para colocar los fiambres.

4.- Vajilla y cristalería

Los bajo platos del servicio de mesa son del Corte Inglés: sencillos y en color rojo (no llegan a tres euros cada uno). El plato llano blanco con filón dorado es también del  Corte Inglés y como plato de presentación (a pesar de que el primer plato consiste en sopa rellena y tendrá que utilizar un plato hondo) Constance se ha empeñado en utilizar unos platos de postre que estaban en oferta (aproximadamente a unos tres euros la unidad en Zara Home)  con un motivo central que representa un jarrón chino en tonalidades verdes y pequeñas pinceladas en azul.

En cuanto a la cristalería,  para la copa de agua, ha utilizado una copa de vidrio transparente modelo 20202/409 de Zara Home; para la copa de vino tinto: una copa verde de cristal alemán; y para la copa de vino blanco: una copa de cristal de Bohemia de Villeroy Boch que pertenece a una colección del año 2001, y posiblemente, ya no se fabrique.


Las fotos se han realizado durante dos días, entre otras cosas, porque la luz solar desaparece muy temprano en esta estación del año y, además llevamos una semana con lluvias y sólo ha salido el sol en el día de hoy. Han tratado de hacer las fotografías con luz de día y con luz de noche. Nada que ver con la luz estival. En realidad, este tipo de mesas en Mallorca se visten de esta forma el día 25 de diciembre. La cena de Nochebuena aquí, en origen era diferente: primero se cenaba un plato sencillo, después se acudía a la Misa del Gallo y después de la misa y de escuchar el Cant de la Sibil.la, se tomaba chocolate con ensaimadas.

Cerramos esta entrada precisamente con el Cant de la Sibil.la.  Se trata de un drama litúrgico de sonoridad gregoriana, impresionante, que tuvo mucha difusión durante la Edad Media en el sur de Europa y que se interpreta de forma tradicional en la Misa del Gallo en las iglesias de Mallorca  (vale la pena contemplar y escuchar este canto en la Catedral de Palma y en el Monasterio de Lluc) y también en la Catedral del Alguer (Cerdeña).

La Sibil.la es una profetisa del fin del mundo en la mitología clásica y por la analogía que se puede establecer entre esta noción del final de los tiempos en la mitología clásica y el concepto bíblico del Juicio Final, se introdujo y se adaptó al cristianismo. Este drama se interpreta en Mallorca desde la Edad Media, salvo alguna interrupción por parte del Concilio de Trento. En 2010, el Cant de la Sibil.la fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Feliz Navidad
Bon Nadal

Este artículo tiene 4 comentarios

  1. A gusto en casa

    Hola Laura: Aparte de felicitarte las Navidades, las fiestas, el año y todo lo felicitable, te doy la enhorabuena por este post tan maravilloso, entrañable y navideño, sabedora de todo el trabajo que lleva detrás. Fotografiar la escena en dos sesiones distintas tiene el encanto de que no sólo se ve de día sino también de noche, y es en cierta manera, una forma de compartir con los fieles lectores vuestra cena de Nochebuena, bueno, la de Constance. Todos y cada uno de los detalles de la mesa, mesa auxiliar y ambientación me parecen exquisitos. La mantelería, las servilletas, todo tiene una historia detrás que es lo que lo hace más especial aún. El detalle de los platitos de Zara Home me ha gustado especialmente, no desentona para nada y le da un toque más internacional por un precio al alcance de todos. Por lo demás, espero que paséis unas felices fiestas en armonía y con mucho amor. Un beso enorme de todo corazón

    • AllThatIsChic

      Isa, gracias por tu comentario, y os deseo igualmente unas felices fiestas, sobre todo con salud y tranquilidad que es lo más importante a fin de cuentas.
      Feliz Navidad.

      Laura

      • miquela

        Ara entenc tot… francament me quedat impressionada per l’exquisitesa del treu treball. Aquestes festes he vist alguna taula, tan carregada i exhuberant que al meu parer me resulta hortera amb plats i mes plats i tassons i més copes i flors i espelmes i papas noels i guirnaldes i pinyes amb purpurina i servilletes enormes i me deman…. on posaran el menjar? per que per suposat a l.entrada de la casa i ha un enorme arbre des xinos ple de bolles multicolors i una fila de llums que s,encenen i s.apaguen amb una estrella gegant al damunt que parilla un desastre.

        M,encanta el resultat final de tanta feina peque pens queda discret, pensat i sobretot molt molt acollidor sense roçar els excessos d’algunes decoracions (en Trump) si be te tenc que dir que l.entorn ajuda encara més. Una casa així és un privilegi, sales grans, arquitectura, finestrals, portes blanques, làmpares, cuadres, tot en general. com una rata he volgut trobar qualque element discordant i no le trobat. el bufet tambe m’ha encantat
        per acabar, esper passessiu una vetllada amb pau , rialles i que ,segur amb els plats que hi devia haver i el cava segur que va ser així.
        una besada a tots i que na constance no s’aturi amb el seu projecte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies