Decoración / Vida y estilo
Vida y Estilo

Julio en azul y rojo

Aunque se oponen en el círculo cromático, se trata de dos colores que juntos se enriquecen, hacen un magnífico contraste y pueden llevarse de la mano. Julio, el mes en el que nos encontramos, podría venir perfectamente representado en azul y rojo

Philip Wilson Steer, Beach at Boulonge

Dice Fernando Pessoa en su Libro del desasosiego que «no hay error humano ni literario en atribuir alma a las cosas que llamamos inanimadas». Constance, desde que tiene uso de razón, les otorga colores y efectos luminosos a los días de la semana a los meses y a las estaciones. No comprende el porqué de «esta manía tan absurda» … Así sus lunes son amarillos, los martes marrones, los miércoles anaranjados, los jueves son de color verde «hoja» o «seco», los viernes son azulados, el sábado es negro y el domingo vuelve a ser anaranjado como los miércoles, pero bañado por el sol. Un sol intenso; casi cegador.

Así, el color azul en casi toda su gama, representa al cielo y al mar: «Aunque al mar, en verano, porque no es lo mismo el mar de julio que el de noviembre: “Tout ce que le poëte et le peintre peuvent rêver, la nature l’a créé en cet endroit”  (“Todo lo que el poeta y el pintor pueden soñar, la naturaleza lo ha creado en este lugar”) … decía George Sand en Un invierno en Mallorca. Debía ser contemplando el mar de esta tierra en verano y cuando no estaba de mal humor o mosqueada con algún mallorquín. A saber… porque era difícil la señora, peor que yo» … me comenta Constance.

En invierno nuestro mar deviene casi grisáceo. Sin embargo; desde el inicio del estío, atravesado por el sol, forma la más bella gama de azules que pueda haber creado la madre naturaleza. No es de extrañar que existan personas que durante el invierno no deseen vivir cerca del mar. Es triste, casi desesperante, la mutación de azul a gris que experimenta el mar año tras año.

El color rojo, por su parte, representa a la tierra, al suelo, al barro: es más estático, pero también más cálido. Es tan necesario como vital un toque de calidez en una paleta de colores fríos como el azul celestre… tanto como en las emociones.

Azul y rojo han servido, sirven y servirán de inspiración a pintores, artistas, decoradores… fotógrafos y escritores. Vamos a ver varios ejemplos:

Papel pintado en blancos y azules y cómoda roja estilo Luis XV reeditada y reinterpretada en rojo, proyectados por Miles Redd:

Laurel Bern Interiors

Suave azul de fondo en estas paredes contrastando con una cama en forma de pagoda y butacas en rojo intenso. Si no fuera por esta intensidad del rojo (o cualquier otro color más cálido), el aspecto de esta habitación resultaría ñoño:

AD

Rojo y azul han servido de base a estas magníficas marinas obras de Rowena Wright, miembro de la Royal Society of Marine Artists:

Una habitación infantil,  a continuación, en esta fotografía vía House & Beautiful. Atención a las paredes: no sabemos si se trata de un papel pintado similar a una tela de moaré o bien a una pared forrada de madera con vetas visibles y pintada en azul. Las pantallas de lámpara en tonos agranatados nunca fallan tratándose de esta combinación de colores:

La fillete et la mer es el título de este óleo sobre tela de la artista francesa Caroline de Piédoüe a quien Constance descubrió, hace unos años y de pura casualidad, en una galería de la plaza de los Vosgos. Vale la pena echar un vistazo a todo su trabajo.

En un ambiente clásico, el color de las hortensias y el de los almohadones hacen contraste (esta vez rebajamos el rojo hasta conseguir un rosa intenso) con este azul pálido:

Christy@oursouthernhome

Rojo y azul intensos, como intensas son las mujeres representadas por Jack Vettriano, ambas vestidas en azul y rojo con una vestimenta muy años 60. Parece que estuvieran celebrando el 4 de julio.  Dice Constance que «las musas de Vettriano van siempre maravillosamente peinadas»:

Una porche a la americana. Decoración patriótica con predominio de rojos y azules para celebrar el  «Independence Day»,  que por cierto, tuvo lugar hace muy poco:

Otra habitación vía Traditional Home, puede ser infantil o juvenil. Atención a la pared con forma de buhardilla. «Tiene que ser papel pintado sí o sí. Con pintura no se consiguen estos efectos, lo tengo más que comprobado», me comenta Constance:

Azul pálido y rojo sirvieron también de inspiración a la gran Madeleine Castaing:

The style saloniste

«Y nadie como Oscar de la Renta (o Valentino), para adornar un servicio de mesa de esta suerte tan blue and red:

Sobre fondo rojo elaboró este retrato Kees van Dongen, al que tituló The blue dress:

Un sofá en rojo intenso contrasta con esta pared y librería a medida en tonos azul pálido. Atención a la butaca estampada y a la alfombra con motivos de cebra, hay que saber, no es fácil:

Sobre el fondo rojo del Salón del Trono del Palacio de Mónaco, S.A.S. la princesa Grace (que ya tardaba demasiado en salir en este blog), ataviada con un vestido de noche en seda en azul celeste. Como complemento lleva, si no nos equivocamos, el collar de diamantes diseñado por Cartier en 1953 y elaborado sobre platino con 64 diamantes en talla brillante y baguette. Una joya que ya es leyenda, regalo de bodas del príncipe Rainiero. Pudo contemplarse,  hace unos años,  en la exposición «El arte de Cartier» en el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid. «Y no, no nos equivocamos… me voy a equivocar yo en algo así, venga ya…», sentencia Constance:

Dos vestidos de estilo boho que descubrió la jefa hace poco en el blog de Mark D. Sikes con predominio de rojo y azul. Atención a los bordados del vestido rojo de la izquierda:

Amedeo Modigliani tampoco pudo resistirse al encanto del rojo acompañado de suave azul en este retrato que data de 1918, titulado: Mme. Hébuterne in a Blue Chair.  Jeanne Hébuterne era la esposa del pintor. Amedeo murió en la más completa miseria cuando Jeanne estaba embarazada de ocho meses. Ella se suició en la misma noche de la muerte de Amedeo. Una trágica historia:

Camiseta blanca a rayas azules con pantalón rojo, un clásico de todos los veranos, vía Net a Porter:

Tambien han escogido un tono azul para este interior hindú que contrasta con los tonos terracota de las piezas de madera:

Pinterest

Magnífica combinación de toiles de Jouy en azul y rojo en esta foto de Patricia Herrera:

Y al ilustrador René Gruau también le fascinaba la profusión de rojo y azul:

Rojos y azules con unos nueve estampados diferentes en esta habitación vestida con textiles de Jane Churchill:

www.janechurchill.com

«¿Y qué me dices de esta increible cristalería en tonos rojos y azules propiedad de donna Marella Agnelli? El arreglo floral con dalias es perfecto para resaltar estas piezas. Atención al monograma bordado de la servilleta. Esta señora sabía. No hacía otra cosa en todo el día» …

«Y sigo con este salón también en azules y rojos de la increíble Marella. Se trata de un apartamento en Nueva York. Ya lo creo que sabía y mucho»:

«Un vestido vintage de inspiración marinera sobre uno de esos maniquies que me encantaría tener, no sé muy para qué, porque me me encanta todo lo que no sirve para nada»:

Y una mesa veraniega en tonos azules y rojos de estilo rústico y con mucho encanto. No es necesario que sea Navidad para utilizar vajillas y piezas de color rojo:

 

Con rayas azules y blancas y contastando con unos labios pintados con lapiz rojo. Ilustración de Jennifer Purcell:

La silla Egg en fondo rojo y los retratos antiguos sirven de contrapunto a esta habitación con paredes azules vía Elle Decor:

Henry Matisse jugó con el rojo y el azul en este lienzo llamado Dama azul:

Y así, como en este óleo con predominio de azules y rojos, era la Niza de Matisse, no la Niza que sufrío el pasado año ese cruel atentado durante los festejos del 14 de julio. Imposible olvidar algo así:

Hôtel Méditerranée

Con predominio de azules y rojos un preicoso plato de La Double J:

Un óleo con motivos veraniegos de Frances Marin titulado Beach House:

El fotografó Cecil Beaton sucumbió al poder del azul y el rojo en esta fotografía que tomó para Audrey Hepburn:

Cecil Beaton

Un interior coastal  en rojos y azules proyectado por Mark D. Sikes que apareció en esta otra entrada:

www. markdsikes.com

Olivia Palermo ha contrastado el azul de este mono con unos zapatos rojos con tacón de aguja:

www.oliviapalermo.com

Carlolina Herrera ha utilizado esta combinación en su coleccion Resort 2018:

Vogue

Y la interiorista Alessandra Branca en esta habitación de invitados via Quintessence. El fondo azul, esta vez, es muy oscuro:

Y John Derian para Astier de Villate, en el diseño de la vajilla Commune de París.  Pudimos ver algunos de sus trabajos en esta otra entrada:

María Brito

Y en el bordado otomí tambíen se utilizan este tipo de combinaciones. Nada más cómodo que un vestido de estas características para sobrellevar estas temperaturas:

Unos sleepers de Alexander Mqueen:

Isabel II con esta combinación, siempre en tonos vibrantes y llamativos. Para eso es la reina:

Mandan las ceramicas en blanco y azul y el juego de letras en rojo:

Jackie en la época Kennedy navegando vestida de rojo con el mar azul a sus espaldas. No tenemos claro si la fotografía es del fotógrafo Jacques Lowe o de los archivos de Mark Shaw: 

Una camisa de Balenciaga de corte oversize (a veces son desesperantemente grandes) en rayas rojas y blancas vía Net a Porter:

Sofá a rayas rojas y blancas. El contraste lo hacen los pies de las lámparas china blue:

@The Fuller View

Una habitación de invitados en la casa de Gala y Salvador Dalí en Portlligat en azul y rojo:

Vía House & Beautiful papel en blanco y azul con motivos chinescos contrastando con carpinterías lacadas en rojo:

Azul y rojo en el atuendo de la tripulación en esta fotografía de Slim Aarons cuyo trabajo pudimos ver en esta otra entrada:

Y en este blusón de estilo vintage que podemos encontrar en La Double J:

Rojos y azules vibrantes e intensos en el Palacio de Topkapi en Estambul:

Y con esta última fotografía del Palacio de Topkapi nos despedimos hasta la próxima entrada, deseando que estéis disfrutando del verano. A los que empecéis las vacaciones procurad desconectar y disfrutar al máximo.

Nos vemos en la próxima entrada.

Si os ha gustado el artículo, os damos las gracias por compartir.

 

Imagen destacada:

Óleo sobre tela:

William Bond

Annapolis Marine Art Gallery

Este artículo tiene 4 comentarios

  1. retroyconencanto

    ¡Increíble selección de imágenes con estos dos colores como protagonistas, Laura! Hemos de confesar que no somos mucho de rojo… Aunque de vez en cuando tengamos algún devaneo con ese color…, y por eso nos cuesta mezclarlo. Pero, sin duda, esta combinación es ganadora en todos los ámbitos, como bien nos demuestras. Nos quedamos con la preciosa selección de arte .

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    • AllThatIsChic

      Chicas, el rojo en vuestro ámbito (tratándose de muebles) no es un color fácil que digamos. Un mueble en rojo te lo tienes que pensar mucho.
      Un beso.

  2. A gusto en casa

    Hola, Laura: ¡Una gran combinación! Soy más de azul que de rojo, y uno de los dúos que más interesantes me resultan es el turquesa+rojo, aunque no suelo utilizarlo (paradojas de la vida). También tengo la costumbre de asignar inconscientemente un color a ciertas cosas (¡me pasa con los cursos escolares!). Un besazo!

    • AllThatIsChic

      Es un duo que tampoco suelo utilizar mucho, pero la verdad es que es bonito. El turquesa me encanta, pero sólo en verano. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies