Decoración / Vida y estilo
Lugares con encanto

Casal Balaguer: Casa Museo

Cerramos el año con la restauración del Casal Balaguer centrándonos en esta Casa Museo que pretende reflejar la evolución de las casas señoriales palmesanas desde el siglo XVI hasta principios del siglo XX. El Casal Balaguer es un palacio del centro histórico de Palma, encargado por el primer marqués del Reguer, Francesc Amer de Montaner i Dameto y probablemente construido antes de 1739, año en el que se le concedió el marquesado.

El Casal Balaguer fue adquirido en el siglo XIX por la familia Blanes y hasta esa fecha debía ser el más grande de la ciudad. Después de su rehabilitación, Can Balaguer,  incluye una sala de exposiciones, la Casa Museo del músico Josep Balaguer, el Centro de Documentación de la Fundación Espai de les Arts y la sede del Círculo de Bellas Artes.

El pasado mes de abril abrió sus puertas tras una restauración que se inició en 2009 en un proyecto conjunto llevado a cabo por los arquitectos  Flores & Prats y Duch-Pizà,  aunque únicamente la planta baja, donde pudimos contemplar el patio mallorquín y la exposición «Un nuevo espacio para la ciudad».

El pasado día 28 se abrió por vez primera al público la Casa Museo que reúne un total de 350 piezas con las que se han creado todos los interiores históricos correspondientes a las diferentes épocas. Agunas de las piezas proceden de las familias Domènech-Vázquez y Alomar aunque la mayoría petenecen a las colecciones de Can Balaguer, de Can Morell y el antiguo edificio de Cort.

Pudimos fotografiar la Sala Medieval, la Galería del Coleccionista (donde destacan las pinturas de Antoni Gelabert), la alcoba y la cámara prestando especial atención a la Sala de Música con el órgano Walcker, la Sala Luís XV, el comedor, con vajillas de diversa procedencia (la mayor parte de ellas, según me cuenta Constance, de la Compañía de las Indias) y la sala de la chimenea, la más moderna de todas, con pinturas del XIX y del periodo de entreguerras.

Abrimos la galería con las colecciones de pintura y con grandes salones vestidos con espejos, cornucopias iluminadas, arañas de cristal, sofás, mesas y sillerías entre muchos otros objetos que han sido restaurados en este proyecto:

 

Galería del Coleccionista:

 

 

 

Sala Medieval:

 

 

Sala de Música con el órgano Walcker ya restaurado:

En 1781 E. F. Walcker se estableció como constructor de órganos en la pequeña ciudad de Cannstatt, cerca de Stuttgart.  Después de trabajar más de 40 años en Canssat, un hijo de E.F. Walcker, Eberhard Friedrich Walcker, traslada la empresa a Ludwigsburg, en el año de 1820. Siguiendo siempre las mismas pautas de fabricación las distintas partes cada uno de estos órganos se fabrican en los talleres de la casa Walcker.
Los órganos de la casa Walcker, a día de hoy, pueden escucharse en: Costa Rica, Méjico, la Argentina, el Brasil, Columbia, Paraguay, Uruguay, Guatemala, San Salvador, Bolivia, Chile, Ecuador, el Perú, las Islas Canarias, Portugal e Italia y Palma:

Sala Luís XV:

 

 

 

 

 

 

Comedor:

 

Sala de la Chimenea:

 

 

 

Cámara:

 

Alcoba:

 

 

Antes de despedirme, me veo en la obligación de recordarle a Constance (después de su vista al Nissim de Camondo y al Balaguer no hay quién la soporte) que «hay vida más allá de El Gatopardo» y a vosotros, desearos lo mejor para el próximo 2018.

Nos vemos.

Si os ha gustado el artículo, os damos las gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies